QUÍENES SOMOS

En CANO Y GALLARDO SRL, llevamos trece años diseñando, fabricando y comercializando uniformes empresariales únicos y modernos; trajes sastre, pantalones, faldas, chalecos, abrigos, corbatas, pañoletas y demás implementos del vestir para el hombre y la mujer ejecutivos con nuestra línea UNIFORMARTE.También proporcionamos una línea coherente en ropa de trabajo para las industrias hotelera, de restauración y clínica. Trabajamos con el cliente en la selección de colores y diseños que sienten al personal y los confeccionamos con telas prácticas y durables. Fruto del contacto con proveedores internacionales, contamos con un conjunto de telas de la más alta calidad que resisten el uso continuo y que son lavables en casa, aunando así la practicidad con una larga duración de la belleza y colorido de las prendas.

Nuestros proveedores y el contacto con el mercado exterior hacen que el 2018 lancemos nuestra línea ENTALLARTE, dedicada a la importación de fajas colombianas manufacturadas con microcapsulas de VITAMINA E, COSMACOL, GINKO BILOBA, ALGAS MARINAS. Una línea que asegura calidad y abre el mercado de CANO Y GALLARDO a un público individual.

MISIÓN.- Contribuir con el crecimiento y reconocimiento de las empresas e instituciones Bolivianas, así como del publico en general a través de la provisión de uniformes y prendas de control exclusivas, de alta calidad que les ayudarán a comunicar adecuadamente su imagen institucional y profesional.

VISIÓN.- CANO Y GALLARDO SRL, será la empresa boliviana líder en comercialización de prendas de vestir resistentes y de alta calidad a nivel nacional, a través de la provisión de servicios integrales de asesoramiento en imagen corporativa e individual.

Los uniformes empresariales son considerados un elemento clave en la imagen corporativa de cualquier organización. Por ello, nadie duda que hacer una elección adecuada del uniforme de los trabajadores de una empresa supone enormes beneficios para la compañía. Tales como:

Proyecta la reputación de la empresa.
El uniforme de trabajo no sólo identifica al personal a los ojos de los clientes, sino que es capaz de transmitir una imagen de profesionalidad, especialización y servicio.

Aumenta el sentido de pertenencia a una organización.
Está comprobado que llevar uniforme crea en los trabajadores una sensación común de orgullo de pertenecer a una misma empresa, constituyendo un elemento de motivación más para mejorar día a día.

Elimina la necesidad de crear normas de vestimenta.
Los códigos que establecen cómo un empleado debe ir vestido a su lugar de trabajo son siempre problemáticos. Un uniforme personalizado elimina todos estos pequeños inconvenientes y es recibido con agrado por parte de los trabajadores, que ven en él un beneficio más que un inconveniente, ya que les aporta un ahorro no sólo de dinero, sino también de tiempo.

Ayuda a la construcción o consolidación de una marca.

Los uniformes ayudan a construir o consolidar una marca, al tiempo que distinguen a una empresa de su competencia. Son un elemento que se suma a los esfuerzos del branding corporativo a la hora de crear una impresión positiva en el cliente.

Promueve la confianza.
Los uniformes generan confianza. Un elemento clave especialmente en compañías que exigen un esfuerzo extra a sus clientes, como dejar entrar a un electricista en su casa o entregar las llaves de su coche para realizarle labores de mantenimiento.

SIGUENOS