Archivo de la etiqueta: faja

ORGULLOSA DE TU CUERPO POSTPARTO

CELEBRA LA BELLEZA DE TU CUERPO POSTPARTO

‘Body Proud Mums’ (Cuerpos de madres orgullosas) es el título de la campaña viral que Mothercare ha puesto en marcha en el Reino Unido que muestra, a través de diez imágenes de mujeres en ropa interior junto a sus bebés, la realidad del cuerpo de las madres después del parto. 

Se ven estrías, barrigas abultadas y pechos hinchados, y se invita a ver la belleza natural de las mujeres que han sido madres. Mujeres que se sienten orgullosas de que en su cuerpo se vean reflejadas las señales de haber traído una vida al mundo.

Las fotos van acompañadas del texto «Hermosa, ¿no es así?»

Campaña madres orgullosas

REDEFINE TU BELLEZA

Descubre cómo puedes ‘redefinir’ tu belleza y la de las demás…

Hay muchas cosas que duran en tendencia; tal vez una semana, quizás un mes. La mayoría de tendencias son efímeras y se olvidan con el paso del tiempo. Pero aquello de ser una mujer empoderada es ahora una realidad; para algunas un estilo de vida que a lo largo de los últimos años permanece y va cogiendo más fuerza día a día. Y me encanta que el rol de la mujer cada día es menos subestimado, menos ignorado, más valorado, más exaltado. Sin duda hay un camino muy largo por recorrer y corregir, sobre todo para dejar de identificar a la mujer como el eslabón débil de nuestra sociedad. Pero ME ENCANTA que las mujeres hemos puesto un alto en el camino; hemos decidido levantar la voz y dejar en claro que, en la delicadeza hay fuerza, poder y mucha valentía.

Precisamente, uno de los caminos más complejos en el que las propias mujeres debemos transitar, es el camino de la comparación. Es un escenario que nos lleva a nosotras mismas a criticarnos, a estar inconformes y prácticamente a estar en guerra las unas con las otras. Acudimos a frases célebres y cuestionables de todo tipo, como: “ella es muy alta”, “de seguro está operada”, “no tiene casi senos” “está muy gorda para usar lo que está usando” y una infinidad de expresiones casi que acusadoras entre unas y otras. Creo que es suficiente lo que la mujer tiene que lidiar para ejercer presión entre nosotras mismas: miradas indeseadas, palabras mal intencionadas, comportamientos inadecuados, palabras indiscretas hacia nuestra forma de vestir y hasta la instrumentalización de nuestro cuerpo, son el pan de cada día entre muchas cosas. -porque si sigo, no terminaría esta lista-. Es decir, ¿Por qué las mujeres nos seguimos tirando tan duro? ¿No es suficiente por todo lo que tenemos que pasar; como para que nosotras sigamos replicando el comportamiento machista en nuestros entornos? Creo, que llegó la hora de parar y de terminar de señalarnos por nuestros atributos y no atributos. Es tiempo de aceptar a una mujer, no solo por cómo se viste, o por cómo se ve, o por si usa cosas de diseñador, por si está operada, por si tiene el diente chueco… En serio ¿A ti qué? ¿Qué te suma o que te quita? Si las mujeres fuéramos más unidas y si dejáramos de lado las ideas patriarcales que a lo largo de nuestra vida nos han inculcado… literal, dominaríamos al mundo, cumpliríamos y de seguro sobrepasaríamos las leyendas de las grandes mujeres amazonas. Ser mujeres y disfrutar de cada una de nuestras curvas, de cada uno de nuestros talentos, aprendizajes y experiencias, y dejar de vernos como un simple pedazo de carne dispuesto a complacer, dar vida y a estar presente en la cocina. La mujer está de moda y su belleza es mucho más que su cuerpo, su belleza está en la esencia y en cómo, desde ella, invita y promueve espacios de transformación y redefinición.